Romance(S) en la era de los satélites

En “Fragmentos de un discurso amoroso” Roland Barthes escribió que el verdadero tabú de nuestro tiempo ya no es el sexo, sino el amor. ¡Cuánta razón tenía!:

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/cliente/nueva/prostitucion/joven/elpepusoc/20080115elpepisoc_1/Tes

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/sexo/adolescente/salta/seduccion/elpepusoc/20080119elpepisoc_1/Tes

Si esta es nuestra juventud, apaga y vámonos.

“En sí mismo no hay razón para que la juventud sea preferible a otra edad, a la hombría o a la infancia. Sólo por su capacidad, si lo consigue, de mayor esfuerzo consciente, es, puede ser, una edad preferible a otra; si lo consigue, de un mayor esfuerzo consciente, es, juventud. Y nosotros, que ahora somos jóvenes, pero que vamos viviendo, que tenemos y pretendemos tener la conciencia de nuestro tiempo, no queremos perderlo pensando tan sólo que somos jóvenes; porque mañana no lo seremos, y si no hemos realizado esas posibilidades por las que se suele definir la juventud, no habremos tenido juventud. Porque no queremos ser en su día esos viejos, viejos desde su nacimiento, que no se han dado cuenta de cómo se iba el tiempo, esos viejos que han perdido siempre el tiempo, su tiempo, el que debieron haber definido con su acción y que, por su omisión, los define a ellos tristemente.”

Las palabras corresponden a una ponencia colectiva de A. Sánchez Barbudo, Ángel Gaos, Antonio Aparicio, A. Serrano Plaja, Arturo Souto, Emilio Prados, Eduardo Vicente, Juan Gil-Albert, J. Herrera Petere, Lorenzo Varela, Miguel Hernández, Miguel Prieto y Ramón Gaya para el II Congreso Internacional de Escritores que tuvo lugar en Madrid y en Valencia. El año era 1937. Y el país era la República española. Eran otros tiempos…

[@more@]



Quant a smilecrew

SMILE (magazine) és la revista de múltiples orígens. Cultura + Napalm en la era de los satélites és la seva versió barcelonesa, dedicada a la cultura pOp, en la més àmplia extensió de la paraula.
Aquesta entrada ha esta publicada en General. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.